¡Hola, comunidad eYeka! Nos complace presentaros a nuestro creador del mes, Ernestas Jasilionis, de Lituania, conocido también como Exeas en eYeka. Es un realizador de vídeos que tuvo la oportunidad de viajar a Japón después de ganar la convocatoria de Shionogi. Aquí tenéis un poco de su historia y su increíble viaje a Japón.

73c6cbd0f0ab0132e1cb0a1e243ccdfe

¿Podrías empezar hablándonos un poco de ti (qué haces, si estudias o trabajas, de dónde eres, qué hobbies tienes; básicamente, cualquier cosa que quieras contarle al mundo)?

Vivo en Lituania, un país pequeño pero acogedor, rodeado de árboles y naturaleza. Disfruto observando los cambios de la naturaleza durante las estaciones del año. Es una de mis fuentes de inspiración. De hecho, soy bastante sensible al medio ambiente y puede que ese sea uno de los factores que desatan mi vena artística. Como casi siempre está nublado, me encanta ver el sol salir y puede cambiar mi estado de ánimo en un instante. Esos días son cuando más creativo estoy y cuando se me ocurren las mejores ideas.

 

Hace como un año, me gradué en arquitectura en la Facultad de Kaunas de la Academia de Bellas Artes de Vilna. Desde entonces, he sido productor de vídeos autónomo en www.longfingersvideo.com, lo que me permite trabajar en diversos proyectos, como ilustraciones o animaciones. Hace pocos años, no podía ni imaginarme algo así. Aunque no me gusta ser autónomo, me encanta filmar y es el modo que elijo de expresar mi creatividad a través de medios de animación.

Echando un vistazo a mis tres pilares (arquitectura, realización y animación), diría que tienen cosas en común. La primera es el arte. Siempre hay una necesidad de componer sobre papel, con cámara o en la pantalla de un ordenador. También es importante tener cierto conocimiento psicológico y entendimiento al crear. Cuando trabajas en un proyecto arquitectónico, tienes que imaginar y entender cómo sería vivir en el edificio y cómo se sentiría la gente en ese espacio. En realización y animación, tienes que decidir el estado de ánimo e imaginar el impacto de tu vídeo en el espectador. Por eso doy mucha importancia a la psicología. Leo muchos libros y artículos sobre este tema. Además, la meditación me ayuda mucho cuando me atasco en un proyecto o no me vienen ideas. Es fundamental saber cómo funciona la mente de la gente, sobre todo si eres un artista.

 

¿Cuándo y por qué te uniste a eYeka? ¿Cómo supiste de nosotros?

Me uní a eYeka en 2014. Fue una de las primeras convocatorias de vídeo internacional. Me uní y eYeka me pareció la web más atractiva para este tipo de convocatorias.

¿Por qué elegiste la convocatoria de Shionogi?

El proyecto de Shionogi me llamó la atención porque vi que podía aplicar mis habilidades de animación y mis conocimientos de psicología para transmitir un mensaje sensible e importante. Esta convocatoria era concreta porque Shionogi buscaba vídeos ilustrados, que es algo muy poco común. También sentí que mi arte podría ser de utilidad para otros y, teniendo en cuenta los premios, me resultó interesante.

 

Como 1º puesto de la convocatoria de Shionogi, el cliente te invitaba a Japón para que presentaras el vídeo. ¿Podrías hablarnos un poco más de tu experiencia en Japón?

Fue una experiencia genial; un sueño hecho realidad. Me encanta Japón y su cultura y siempre quise verla con mis propios ojos. Toda la gente que conocí allí, desde la persona que me recogió en el aeropuerto hasta el presidente de Shionogi, fueron super amables y educados. Aprendí un montón de esta experiencia y trasciende haber dado mi discurso sobre la convocatoria de Shionogi. Comprendí la importancia de este reto para ellos y cómo mi creación ayudaría a la empresa y a los pacientes.

 

También fue divertido reunirme con el equipo de Shionogi. Como en la cultura japonesa la gente no destaca en el trabajo, la mayoría tiene los clásicos trajes negros y corbatas de varios colores. Sin embargo, para mi discurso, me pude mi traje azul celeste y pajarita y decidieron llamarme "el modelo", lo cual fue gracioso.

 

Lo pasé de maravilla deambulando por Tokio y viviendo Japón con mis propios ojos: Una comida estupenda, gente muy educada y predispuesta y calles concurridas y coloridas. Fue una de las semanas más increíbles que he vivido y estoy deseando volver algún día, aunque es muy distinto del sitio en el que vivo.

 

¿Qué has sido capaz de hacer o de conseguir con el premio que has ganado? ¿Te ayuda en tu proyecto de convertirte en realizador profesional de vídeos?

El premio me ayudó mucho. Lo primero, me dio un poco más de tiempo para centrarme en desarrollar mis cualidades en vez de tener que buscar trabajo a toda costa para ganar dinero. He podido buscar trabajos interesantes en los que expresarme de verdad como artista en lugar de hacer anuncios banales. Lo segundo, me he dado caprichos que antes no podía permitirme. Uno de ellos es un arco. Me encanta el tiro con arco y ahora puedo practicar a diario. Así que, es otro sueño hecho realidad gracias a eYeka y Shionogi.

¿Podrías compartir tu proceso creativo en las convocatorias de eYeka? ¿En qué te inspiras?

El primer paso siempre es leer detenidamente todos los datos del brief. Luego, intento tomar distancia y pensar en otras cosas. A veces, las ideas llegan rápido y otras veces tardan más y tengo que hacer una lluvia de ideas. Me inspiro en cosas diversas, Puede ser en una canción, en la naturaleza que me rodea o en cosas que veo y combino con mis ideas. El resto es trabajo para dar vida a mi idea.

¿Podrías describir eYeka con una breve frase?

eYeka es el mejor lugar para expresar tus cualidades artísticas.

¿Alguna conclusión que quieras decir? ¿Qué recomendarías a los nuevos creadores? ¿Unas palabras para finalizar?

Siempre me interesará participar en convocatorias de vídeos porque, cuando lo hago, me siento genial. Para mí, no es trabajo, sino algo que hago con pasión. Me resulta interesante y apenas me pongo límites. Cuando estoy en proceso de realizar un vídeo para una convocatoria, me siento libre y entusiasmado. Comparado con el trabajo tradicional con clientes, cuando tienes que trabajar con otra gente y tratar con distintos gustos y entendimientos, participar en convocatorias te permite expresarte e incluso puede que hasta te recompensen por ello.

A todos los nuevos creadores les diría: Hacedlo si sentís buenas vibras acerca de la convocatoria. No lo hagáis por el premio, sino por vosotros mismos y por el buen rato que podéis pasar mediante el proceso de creación.

¡Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros Ernestas!